Territorio enemigo

Ir abajo

Territorio enemigo

Mensaje  Suri el Miér Ene 11, 2012 4:34 am

La cantina estaba a rebosar de gente mientras una mujer se tomaba una copa en una barra vacía. Ni siquiera había un camarero. Había pedido su refrigerio en una barra cercana y había preferido bebérsela en solitario, inspeccionando a quienes pasaban por delante de ella. Sin duda, Coruscant nunca parecía dormir. Sus profundos ojos negros estudiaban con rapidez a cada una de las personas que paseaban. Se colocó un mechón de su corto cabello, negro como el carbón, tras la oreja antes de darle un sorbo a su bebida.

Una joven de cabellos negros se acercó a la barra y le saludó con la cabeza, cruzando los brazos sobre el mostrador. Portaba botas marrones por debajo de la rodilla, pantalones beige ceñidos, del cinturón colgaban un par de sables láser y un top beige, que dejaba al descubierto su vientre. Aunque había tardado casi dos años en dar con ella, finalmente creía haber localizado a su objetivo. Metió las manos en los bolsillos y sacó de ellos un pequeño chip. Cuando hubo terminado su copa, la dejó sobre la barra y, tropezando, se agarró a la padawan.
- ¿Se encuentra bien?- preguntó.
Jackeline asintió con la cabeza, disculpándose y alejándose de ella mientras hacía eses al caminar. Cuando se hubo alejado lo suficiente y se cercioró de que la joven ya no podía verla, sonrió para sí misma. Del interior de la bolsa que llevaba colgando, sacó un datapad y apretó un botón junto a una numeración, guardándolo nuevamente y retirándose para la habitación de su hotel.

Tras cerrar la puerta de sus aposentos, se quitó la gabardina y sacó un holotransmisor. Una figura femenina encapuchada fue quien la recibió.
- Espero que esta vez valga la pena.
- Mi señora, creo haber dado con el objetivo- anunció Suri.
- ¡¿Crees?! ¡Quiero que estés segura, maldita sea!- vociferó la figura.
- Creo estar segura de que es ella. Tengo su posición rastreada para poder seguirla.
La encapuchada parecía sin estar satisfecha pese a todo y rápidamente cortó el contacto. El chip era de calidad dudosa, de modo que Jackeline se dio prisa en cambiarse de ropa y en seguir las coordenadas del datapad. Nunca le había gustado usar esos microchips que le había proporcionado el ingeniero enviado por la Sith. Estaba segura de que en cualquier momento podía caerse, lo hubiera enganchado bien o no en la ropa de la aprendiz. Además, él tampoco le parecía de confianza ni creía que sus habilidades fueran excepcionales. Así pues, comenzaba su viaje tras la padawan con un pase republicano válido.

Suri
Admin

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 29
Localización : Granollers

Ver perfil de usuario http://legionoscura.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.